BLOG

En dos años se duplicaron las expensas en la Ciudad: ¿qué paga el consorcista?

El costo de las expensas es uno de los factores más discutidos entre los habitantes de los edificios.  Si bien el valor de las expensas depende mucho del tipo de inmueble -sí cuenta o no con amenities, metros cuadrados, zona, tipo de edificación-, en los últimos dos años, en la Ciudad de Buenos Aires, casi se ha duplicado el monto que un propietario o inquilino debe abonar.

En abril de 2015, una unidad de referencia de 50 metros cuadrados pagaba $1.150, mientras que este año ya paga $2.050, según un estudio realizado sobre un muestreo de más de 70 mil departamentos tanto en venta como en alquiler. Un departamento de esas mismas dimensiones en un edificio con piscina, SUM y encargado paga en promedio $2.300, mientras que en un edificio sin ninguna de esas características se abonan $1.850.

Este impacto en el bolsillo de los consorcistas amerita un análisis sobre la composición de las expensas.

La mayor parte del gasto de un edificio va destinado al pago de sueldos y cargas sociales, ya sea de un encargado tradicional, ayudantes o de personal de limpieza. Por lo general, este ítem supera el 35 por ciento de los egresos de un consorcio, y aumenta significativamente en julio y diciembre, meses en los que se abona el aguinaldo. En diciembre el Suterh –sindicato que nuclea al personal de propiedad horizontal- acordó un aumento del 12 por ciento semestral, y este mes se reabren sus paritarias. En los edificios que, además, contratan a una empresa de seguridad, la influencia de todo el personal puede superar el 50 por ciento del total de gastos.

Otro rubro de peso es el de abonos de mantenimiento y reparaciones. El consorcio debe ocuparse del cuidado de ascensores, extintores, la limpieza de tanques y tener la capacidad económica de responder ante emergencias.
Otro gran impacto fue la suba de tarifas. En los edificios con menos de veinte años, la factura de Aysa se abona por expensas. El aumento del servicio de agua tuvo, entonces, una repercusión muy importante en estos edificios, y aún mayor lo que tienen piscina. Esto se suma a los costos de la luz en áreas comunes, como pasillos y ascensor, y de gas, en el caso de edificios con calefacción por caldera.

El resto de los gastos se reparten entre seguros, gastos bancarios, impuestos y los honorarios de administración del consorcio.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Nuestro canal de noticias es un resumen de las novedades más importantes relacionadas con los temas de interés para nuestros clientes.

VER TODAS LAS NOTICIAS